(2) Pero primero, ¿sabes quién eres? O al menos, ¿te lo has preguntado alguna vez? Empecemos por ahí, sin eso no hay nada que comunicar, no hay estrategia que valga. Posiciónate, ofrece algo valioso y atractivo. Aprende a hablar con el cliente como el cliente se merece y empezarás a tener clientes. Empecemos por ahí, luego hablamos. (3)